¿Quién inventó el perfume?

Publicado por admin en

Una de las grandes incógnitas de quienes se perfuman con frecuencia es la del origen de este producto, cómo llegó hasta dar con la tecla exacta para aromatizar a las personas de la forma más eficaz. Por ello, en este post vamos a arrojar luz sobre quién inventó el perfume.

Historia de quien inventó el perfume

Es curioso pensar que hubo alguien que llegó a la conclusión de que determinadas sustancias podían desprender un aroma interesante para el ser humano y desencadenó la invención de uno de los productos más usados en nuestra vida cotidiana. Pero ¿quién inventó el perfume?

En realidad, es difícil atribuir específicamente a alguien el logro de ser quien creó el perfume pero existen numerosas referencias acerca del posible origen real de la mezcla de diferentes ingredientes para la creación de fragancias que desprendieran aromas agradables.

¿Dónde se inventó el perfume?

Los historiadores sitúan diferentes puntos donde se inventó el perfume pero muchos hablan de que fueron los egipcios quienes crearon las primeras fragancias a raíz de la quema de madera perfumada, de manera que pueden considerarse los artífices de cómo se creó el perfume.

Al percatarse de ello, emplearon bálsamos perfumados en sus rituales religiosos. Otras plantas como la rosa y la menta se impregnaban para generar una pomada que acababa frotándose en la piel y aportaba ese aroma que se podía considerar ya como el origen del perfume.

También hay restos arqueológicos encontrados en Chipre que datan de hace más de 4.000 años que podrían tratarse de una especie de perfumería con algunas muestras de fragancias usadas por entonces como ofrenda a los dioses.

Además, existía una mujer en la antigua Mesopotamia llamada Tapputi que destilaba flores, aceite y cálamo con otros elementos aromáticos para filtrarlos, siendo así otra muestra más de dónde proviene el perfume.

Con todos estos datos, es complicado conocer con exactitud cuándo se inventó el perfume pero se tiene constancia de numerosos precedentes que nos dan una ligera idea sobre la necesidad de estas fragancias ya en las más antiguas civilizaciones.

Categorías: Uncategorized

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Add to cart